Muestreo

Procedimiento de muestreo

La muestra para la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados (MICS) de Cuba se diseñó para
proporcionar estimados de algunos de los indicadores sobre la situación de niños y mujeres a nivel nacional,
para áreas urbanas y rurales y para cuatro regiones: Occidente, Ciudad de La Habana, Centro y Oriente. Las
14 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud se identificaron como los dominios principales de
muestreo y la selección se realizó en dos etapas. Dentro de cada provincia y como primera etapa de muestreo,
se seleccionaron consultorios del Médico de la Familia con una probabilidad proporcional a su tamaño en
cuanto a población atendida. La asignación del número de consultorios a seleccionar en cada provincia fue
proporcional a la población residente. En total se seleccionaron 501 consultorios.

Se logró una estratificación implícita de las unidades de primera etapa (consultorios) al utilizar los listados
de población por consultorios, para una selección sistemática, previamente ordenados por partes urbana,
rural, municipal y área de salud.

La segunda etapa de selección se hizo a partir de las historias clínicas familiares. Se crearon dos estratos al
interior de cada consultorio seleccionado, dividiéndolos en dos grupos: Estrato «SIN» -hogares que no
tienen ningún menor de dos años entre sus miembros- y estrato «CON» -los hogares que tuvieran al
menos un miembro menor de dos años-. Se seleccionaron 10 viviendas por consultorio del estrato «SIN»
de manera sistemática con arranque aleatorio y un número variable de hogares (5 cada 8) del estrato
«CON», también de forma sistemática, para garantizar suficiente cantidad de niños en las edades de interés.
El hecho de que la natalidad en Cuba sea muy baja (10.7 x 1000 hab.) justificó que se usara un diseño
muestral algo más complejo que los estándares recomendados por la metodología MICS. Las propias entrevistadoras,
luego de ser adiestradas al efecto, fueron las encargadas de realizar la selección de los hogares.

Para el cálculo del tamaño de muestra se tuvo en cuenta mayormente las características de la estructura
etaria de la población cubana, caracterizada por su baja natalidad, así como las experiencias adquiridas en
la realización de la MICS 2 en el año 2000.

Al concluir el trabajo de campo, se había visitado los 501 consultorios seleccionados. Resulta de interés
mencionar que en 63 consultorios (estrato «SIN») se encontraron 76 niños menores de 2 años en los hogares
visitados y que, en cuatro consultorios, no se encontraron hogares con niños menores de dos años entre
sus integrantes, es decir, que eran unidades vacías con respecto al estrato «CON».

Una descripción más completa puede ser consultada en el apéndice A. DISEÑO MUESTRAL del informe final.

(Información extraído del informe final: Dirección Nacional de Estadísticas, MINSAP, Cuba, 2007: Cuba Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados 2006)

Ajustes en el diseño muestral

No hubo desviaciones del diseño muestral original. Se pudieron visitar todos los consultorios (conglomerados) y se obtuvieron buenas tasas de respuesta.

Tasas de respuesta

De los 8 466 hogares seleccionados, 8 425 estaban ocupados. De estos se realizaron entrevistas en 8 343,
para una tasa de respuesta en hogares del 99,0%. En el total de hogares entrevistados fueron identificadas
8 681 mujeres elegibles (de 15 a 49 años). De estas, fueron entrevistadas 8 448, para una tasa de respuesta
del 97,3 %. En el total de hogares entrevistados, fueron identificados 3 516 niños elegibles (menores de 2
años). De ellos, se recibió información de 3 486, para una tasa de respuesta del 99,1%.

Ponderaciones

La Encuesta de Indicadores Múltiples cubana no es autoponderada. Aunque la afijación por provincias fue
proporcional a la población residente se usaron diferentes fracciones de muestreo en los estratos conformados
en el interior de los consultorios seleccionados. Es por esto que se computaron las ponderaciones
necesarias para el cálculo de los indicadores de la encuesta.

El componente principal de la ponderación es el recíproco de la fracción de muestreo empleada para seleccionar
los hogares en cada estrato:

              Wh = 1 / fh

El término fh, la fracción de muestreo en el estrato h, es el producto de la probabilidad de selección en cada
etapa en el estrato:

              fh = P1h * P2h

donde Pih es la probabilidad de selección de la unidad de muestreo en la i-ésima etapa para el estrato h.

Debido a que el número estimado de hogares por consultorios previo a su selección (primera etapa de
selección) es diferente al número de hogares actualizado para cada subestrato dentro del consultorio5, se calcularon fracciones de muestreo individuales para cada consultorio/subestrato. La fracción de muestreo
para cada hogar en cada consultorio incluye la probabilidad de selección del consultorio dentro de la provincia
y la probabilidad de selección del hogar dentro del consultorio.

Una segunda componente que se ha tenido en cuenta en el cálculo de las ponderaciones es el nivel de no
respuesta para hogares y entrevistas individuales. El ajuste para la no respuesta de hogares es igual al
inverso de:

            RR = Número de hogares entrevistados / Número de hogares ocupados listados
            
Después de terminado el trabajo de campo se calcularon las tasas de respuestas para cada provincia. Estas
tasas se usaron para ajustar las ponderaciones para cada consultorio/subestrato. 

De manera similar, el ajuste por no respuesta en las entrevistas individuales (mujeres y niños menores de 2
años) es igual al inverso de:
 
          RR = cuestionarios completos a mujeres (de niños menores de 2 años) /Mujeres elegibles (o niños menores                         de 2 años)

El número de mujeres elegibles y de menores de dos años se obtuvo del listado del hogar en el cuestionario
del hogar, en aquellos con entrevistas completas.

Es así que las ponderaciones originalmente calculadas se ajustaron multiplicando por este factor para cada
consultorio/subestrato. Estas ponderaciones fueron estandarizadas (o normalizadas). Uno de los propósitos
de este procedimiento es hacer que la suma de las unidades muestrales entrevistadas sea igual al tamaño
de muestra total al nivel nacional. La normalización se realiza multiplicando las ponderaciones anteriormente
mencionadas por el cociente entre el total de hogares con entrevistas completas y el total de hogares
calculado con las ponderaciones no ajustadas. Un procedimiento de estandarización similar se hizo para
obtener las ponderaciones para los cuestionarios de mujeres y para el de los niños menores de dos años.

Las ponderaciones ajustadas (normalizadas) varían entre 0,3 y 4,5 con un valor medio de 1,6 en los hogares
sin menores de dos años de los 501 consultorios (conglomerados) y 0,03 y 0,55, con un valor medio de 0,15
en los hogares con menores de dos años.

Se agregaron las ponderaciones a todos los conjuntos de datos y los análisis se realizaron ponderando
cada hogar, mujer o niño menor de dos años.

(Información extraído del informe final: Dirección Nacional de Estadísticas, MINSAP, Cuba, 2007: Cuba Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados 2006)
Generated: APR-24-2008 using the IHSN Microdata Management Toolkit